Close

Tienda

Historia de dos ciudades

$1,000

SKU: d4e0776b31b7 Categorías: , , , Etiquetas: , ,

Descripción

La novela se ubica en los

Por Adolfo el 05/29/2017 – 15:35

La novela se ubica en los albores de la Revolución francesa y comienza con estas palabras, unas de las más famosas y constantemente citadas de la literatura:
«Es el mejor de los tiempos, es el peor de los tiempos. Es la edad de la sabiduría, y también de la locura. Es la época de la fe, y también de la incredulidad, la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Lo tenemos todo, pero no somos dueños de nada, caminamos derechito al cielo pero tomamos el camino a otro lado. En fin, esta época es tan parecida a todas las épocas, que nada de lo que aquí voy a contar debería, en realidad, sorprendernos. Nada. Ni el perdón, ni la venganza, ni la muerte, ni la resurrección».
La novela comienza con la joven Lucie Manette que, junto al señor Lorry (antiguo empleado de su padre), rescata a su padre a quien creía muerto y lo lleva a vivir a Inglaterra, tras pasar 15 años recluido y olvidado en la prisión de la Bastilla, donde fue encerrado en el calabozo 105 de la torre norte por la sanguinaria familia de los Ebremont.
Cinco años después, Lucie y su padre presencian el momento en que un noble francés acusado de espionaje llamado Charles Darnay es declarado inocente en una corte inglesa. En dicho juicio, Charles fue ayudado por Sidney Carton, un abogado de malas maneras que tiene fama de borracho y antiguo pretendiente de Lucie, quien ha hecho trizas su talento y sigue estando enamorado de ella.
Unos meses más tarde, en la víspera de la boda de Charles y Lucie, el abogado Carton la visita mientras éste no está en su casa y le promete, sabiendo que su corazón le pertenece a Charles, que dará su vida por ella, o por alguien a quien ella ame. Dicho esto, se retira, no sin antes hacerle prometer que lo recordará como el hombre bueno y digno que alguna vez fue.
El día de la boda con Lucie, Charles Darnay le confiesa al padre de su futura esposa, que su verdadero nombre es Ebremont y que es el último descendiente de aquella familia aristocrática y asesina, pero que reniega de serlo.
La noticia de la boda de Charles Darnay llega a oídos de Defarge, un tabernero de París y de su esposa, quienes planean acabar con toda la estirpe de los Ebremont.
Es el año 1789 y mientras Lucie cuida de la hija que ha tenido con Charles, San Antonio es tomado por una turba de gente armada, que grita ¡a la Bastilla! ¡a la Bastilla!. La infame prisión ha sido tomada, la revolución francesa ha comenzado y Defarge, que luchaba como soldado, obliga a uno de los carceleros a llevarlo al calabozo 105, torre norte, donde encuentra y toma un rollo de papeles que pertenecieron al presidiario que ahí estuvo.
Los años de terror que se pensaba serían los de bondad y paz, comienzan en Francia el 14 de julio de 1789.
Dos años después, Charles Darnay debe ir a París para salvar a uno de sus servidores que ha sido injustamente acusado. Pero al llegar a París es tomado prisionero, sin derechos, debido a una ley que condena a todos los emigrados a la pena de muerte si regresan a Francia y conducido a la prisión por el tabernero Defarge, quien es ahora uno de los líderes. Charles es juzgado, junto con miles de personas inocentes que son decapitadas diariamente en Francia, pero gracias a su suegro el doctor Manette (considerado héroe civil por haber sido preso en la Bastilla), es liberado. Sin embargo, horas más tarde, Darnay es nuevamente capturado y encarcelado, sin que el doctor Manette pueda hacer nada para ayudarlo.
Defarge ha denunciado a Darnay y, en el juicio, revela el rollo de papeles que encontró en la prisión de la Bastilla, en el que el doctor Manette revelaba haber sido llamado por los Ebremont para curar a una niña, a cuya familia habían asesinado. Cuando el doctor Manette se lo contó a las autoridades, los Ebremont lo secuestraron, encerrándolo en la prisión por 15 largos años. Denunciado por el padre de su esposa, Darnay es encarcelado, para morir en la guillotina dentro de 24 horas.
Lucie se desmaya después de hablar con su esposo y es ayuda…

eliminareditarresponder

Autor: Carlos Dickens

Back to top
A %d blogueros les gusta esto: