Close

Tienda

Bola de manteca

$8,000

SKU: d023f642d46c Categorías: , , , Etiquetas: , ,

Descripción

Era una vez un niño comilón,

Por Adolfo el 09/08/2016 – 11:50

Era una vez un niño comilón, que se pasaba el día jugando. Un día llamó a la puerta de su casa una bruja con un saco y la intención de llevarlo….
En la literatura europea podemos encontrar muchas clases de brujas. Su naturaleza y funciones difieren según la época histórica, clase social, localización geográfica… pero todas tienen en común conocimientos y poderes de origen sobrenatural. La expansión de las brujas en la literatura infantil tiene mucho que ver con estas antiguas creencias de la vieja Europa; pero, a pesar de su origen ancestral, por ser un personaje que fomenta la fantasía y la imaginación, la bruja llegó hasta hoy como fetiche lúdico, y aparece con frecuencia tanto en los cuentos tradicionales como en las nuevas creaciones literarias.
En Bola de Manteca encontramos muchos elementos característicos de los relatos populares europeos, conformando una historia muy elaborada, con las repeticiones típicas tan presentes en los cuentos infantiles, y un ritmo trepidante en la acción. La persistencia de la bruja por conseguir su objetivo no conoce límites. Tres veces intenta la bruja engañar a Bola de Manteca, ofreciéndole regalos tentadores. Por imposible que parezca, hasta tres veces caerá el muchacho en la misma trampa: el saco, un elemento de gran poder simbólico. Nada parece más terrible que caer en el saco de la bruja; pero, una y otra vez, usando la inteligencia, el niño conseguirá huir para superar el peligro. Finalmente, el personaje perverso será burlado con astucia: la bruja caerá en la caldera y acabará abrasada, sufriendo su propio castigo.
Este cuento tradicional noruego aparece con variantes muy parecidas en toda Europa. Se relaciona sobre todo con el Pierino Pierone, recogido por Calvino en sus cuentos populares italianos. Estudiosos del folclore europeo, también Calvino, aseguran que algunos cuentos recogidos como noruegos fueron llevados por vendedoras de fruta italianas.
Iván Suárez nos ofrece un trabajo de ilustración En el que destacan el impacto de los rostros de los personajes y de sus miradas. Los protagonistas, la bruja y el niño, aparecen representados a través del contraste de geometrías de sus caras.
Texto de Ana Presunto, a partir de un cuento popular noruego

eliminareditarresponder

Autor: Ana Presunto

Back to top
A %d blogueros les gusta esto: